16 marzo, 2008

One Man and his Mic (II)


Una vez más, un tema mio aparece en el podcast One Man and His Mic. Esta vez el programa está dedicado al chip de sonido AY-3-8912 del ZX Spectrum 128K y del Amstrad CPC, y el tema que Kenz ha escogido es mi remix del LED Storm.

El programa alterna músicas originales de juegos de Spectrum y Amstrad con remixes actualizados, entre ellos el mio, que se puede escuchar sobre el minuto 15.
Altair

Leer más...

01 enero, 2008

Feliz 2008 a todos!



Altair

Leer más...

10 diciembre, 2007

Marbella, puente de la Constitución

El pasado puente de la Constitución, o sea desde el 6 al 9 de diciembre, he pasado unos días junto a mi novia y unos amiguetes en la ciudad de Marbella y sus alrededores. Hemos ido los mismos que hicimos el viaje a Londres la pasada Semana Santa, así que emplearé los mismo nombres ficticios para referirme a ellos (Clau, Diego, Elena, Ana. José Luis y José Antonio) y preservar así su anonimato. He aquí la crónica del viaje...

Empecemos desde el principio: Nuestra intención original era visitar Praga, Florencia o Budapest. ¿Cómo acabamos al final en Marbella? pues porque dejamos pasar mucho tiempo y no encontramos viajes asequibles a ninguno de esos destinos, y la cosa estaba complicada para viajar fuera de España con tan poca antelación, así que optamos por aprovechar para hacer turismo en los propios coches a algún sitio mas cerquita.
Yo me encargué de buscar algún sitio interesante a donde ir, y tras dar muchas vueltas, decidí que la mejor opción sería la costa, ya que fuera de la temporada veraniega es más fácil encontrar hoteles a buen precio que en el interior, que la cosa estaba ya casi imposible. Después de mirar muchas opciones de la mitad sur de la península, finalmente encontré un aparthotel muy interesante Marbella: el Aparthotel Sultán Club (N 36.50956º, W 4.90077º), que tenía apartamentos para 4 y 6 personas a muy buen precio, y además tenía Spa, Jacuzzis, piscina climatizada, gimnasio... y estaba bastante céntrico.
Estuvimos todos de acuerdo, así que reservé 2 apartamentos, uno de 2 dormitorios con capacidad para 6 personas y otro de 1 dormitorio para 4 personas (en los respectivos salones había un sofá cama y una cama plegable, para los dos ocupantes extra de cada apartamento). En total salían las 3 noches por 495 euros, más 60 de parking para los 2 coches que ibamos.
Organicé una lista con varias actividades y sitios que visitar, sitios para comer y todo eso, y ya solo quedó esperar al día 6 para emprender la marcha...

Primer día: Jueves 6 de diciembre

Quedamos a las 9 de la mañana y después de llenar los depósitos de los coches nos pusimos en marcha sobre las 9:30. Optamos por ir por la costa, y tras un viaje sin incidentes llegamos al hotel. Nos registramos y subimos a tomar posesión de las habitaciones. Nos dieron dos apartamentos uno junto al otro, en la sexta planta. Diego y Elena se quedaron en el de un dormitorio y los demás nos metimos en el de 2. Los apartamentos estaban bastante bien, muy amplios y con grandes terrazas, aunque la decoración era más bien horterilla. La cocina no estaba mal equipada, tenía horno, lavavajillas, vitrocerámica, frigorífico con un pequeño congelador, tostador de pan, cafetera, cubiertos, vajilla y ollas y sartenes. Faltaba solo un microondas.
Después de instalarnos y deshacer el equipaje, bajamos a recepción a que nos recomendaran algún sitio para comer. La recepcionista nos recomendó un restaurante al que según ella solía ir mucho y le gustaba bastante. Nos dirigimos hacia allí y, tras ver la carta expuesta en el exterior con los precios, seguimos andando en busca de otra opción. Al final fuimos a uno de los sitios que llevaba yo apuntados: Bodega la Venencia (N 36.50855º, W 4.89480º). Allí nos pusimos moraos de cerveza, tapas y raciones, todo muy bueno y a buen precio; pedimos cada uno un par de jarras de medio litro de cerveza y un montadito de lomo con pimientos, y para todos dos raciones de jamón de bellota, dos de calamares, dos de boquerones, dos de secreto ibérico y una de pulpo a la gallega, y costó 138 euros, 7 personas. Salimos muy contentos de allí, y no solo por la cerveza que nos metimos en el cuerpo. :D

Justo al lado de Bodega la Venencia había un supermercado abierto, así que entramos a comprar cosas para desayunar y para las copichuelas nocturnas. Nos hicimos con pan de molde, mantequilla, mermelada, ron, cocacola, leche, hielo, patatillas y un bizcocho, y volvimos al hotel.

Ya de vuelta en el hotel, nos cambiamos y bajamos a la piscina climatizada, salvo Elena y Ana que primero fueron a tomar café en los alrededores del hotel, y les clavaron 2 euros por cada café. En el área de la piscina, la chica socorrista nos dijo que el gorro de baño era obligatorio y nos prestó los que tenía allí a los que no llevábamos. Al principio estábamos solos pero luego fue llegando más gente y lo de los gorros no se llevaba muy a rajatabla. Al lado de la piscina había un par de jacuzzis a los que también les dimos un repaso.
Fácilmente pudimos tirarnos 2 o 3 horas entre piscina y jacuzzis, pero es que en el agua calentita se está en la gloria... José Luis y yo aprovechamos también para echar un vistazo al gimnasio, que era pequeñito pero apañao.
Cuando ya estabamos arrugados como pasas, nos secamos con las toallas que nos dieron allí mismo y subimos a ducharnos, cambiarnos y descansar un poco. José Luis, José Antonio y yo nos quedamos jugando con las Nintendo DS al Mario Party mientras los demás echaban una siesta.

Un detalle a tener en cuenta: el agua del grifo del hotel (y supongo que de Marbella en general) sabe MUY mal...

Por la noche bajamos a dar una vuelta y llegamos al paseo marítimo y al Centro Comercial Puerta del Mar. Dimos unas vueltecillas por ahí y después tiramos para el Tony Roma's (N 36.49935º, W 4.93920º), restaurante de comida tex-mex en el que habíamos reservado mesa para las 22:00.
Al principio habíamos pensado ir en coche, ya que según mis calculos estaba a unos 3 km del hotel, pero como era temprano decidimos ir dando un paseito . Al final los 3 km se convirtieron en casi 4, andando por fuera del casco urbano en una zona poco iluminada rodeada de arboles y con pocas casas, aunque por las tiendas y restaurantes por los que pasamos se veía que era una zona pijilla. Cuando ya creíamos que nos habíamos equivocado de dirección porque el restaurante no aparecía por ningún lado y viendo las caras de mis acompañantes empezaba a temer por mi integridad física, encontramos un cartel que avisaba de que estaba 200 mts más adelante. Yo no se como miden las distancias en Marbella, pero los 200 mts se convirtieron casi en 1 km, manda güevos. El Tony Roma's estaba donde Napoleón perdió el gorro pero al final llegamos casi a la hora y nos pusimos a comer como demonios.

Comimos muy bien, los aros de cebolla eran espectaculares (los ponen en forma de torre), los aros de berenjena y calabacín buenísimos, las costillas buenísimas y muy tiernas... A Clau le pusieron una hamburguesa, la Gran Tony, que era de grande casi como su cabeza :D
Los postres también estaban muy bien, yo me pedí la famosa cookie que por lo visto es el postre mas conocido del Tony Roma's y me gustó mucho. aunque no veas como empalaga. Total, que qué mejor que un paseito de 4 Km de vuelta al hotel para bajar todo lo que nos habíamos comido. Además en el restaurante nos regalaron un gorrito de Santa Claus a cada uno con los que pudimos ir haciendo el payaso por el camino, como es marca de la casa :D

Cuando llegamos al hotel ya estábamos muy cansados entre el viaje, la piscina y las pasadas de comer y de andar, así que dejamos las copas para otro día y nos fuimos a dormir. Además, al día siguiente teníamos que madrugar para irnos tempranito a la Sierra de las Nieves para hacer la ruta de senderismo que llevaba preparada.

Sobre la una y media de la madrugada me desperté escuchando los ronquidos de José Antonio en el salón, y agarré el móvil para grabarlo y ponerselos por la mañana. Como ronca el hijoputa. :D

Segundo día: Viernes 7 de diciembre

Nos hicimos el desayuno en la cocina del apartamento grande y cogimos los coches para ir a la Sierra de las Nieves, tras echar un poco de gasoil. Camino del pueblo de Yunquera un capullo que venía en dirección contraria casi me echa de la carretera porque bajaba a toda hostia por una carretera estrecha y con curvas. Mal dolor le de en el pancreas y se le vuelva crónico. Ese mismo día tuve otro susto en la carretera, pero por la noche. Luego lo comento.
Desde Yunquera, tuvimos que subir a Puerto Saucillo por un camino de cabras infernal, pero finalmente llegamos y dejamos los coches en el pequeño aparcamiento que hay junto al mirador. La ruta de senderismo que hicimos es la de Puerto Sa
ucillo-Puerto Bellina, que es sencillita y de apenas 5 Km de recorrido circular, pero nos gustó mucho ya que es una ruta muy bonita con mucha vegetación y atravesando un frondoso bosque de pinsapos.
La primera mitad de la ruta es cuesta arriba, pero después ya todo es cuesta abajo hasta llegar al principio de nuevo, y por el camino encontramos un antiguo nevero que es un deposito circular de piedra que se usaba antiguamente para recoger nieve y almacenarla, para después transportarla al pueblo de Yunquera y de allí a Málaga donde se usaba para refrigerar alimentos... La gente que se dedicaba a eso se quedó sin trabajo al aparecer el frigorífico y fabricar cada uno su propio hielo, con lo que es de suponer que los frigoríficos lleven un canon para compensar estas perdidas ;)
Coñas aparte, cuando terminamos la ruta estábamos pasados de hambre y eran ya más de la una así que aunque habíamos pensado ir a Ronda a comer, entre los casi de 40 minutos que tardaríamos en llegar y lo que tardáramos en buscar un sitio para comer se no haría muy tarde. Total, que decidimos comer en Yunquera, en el primer sitio que vieramos. Y tubimos buen ojo, porque nos quedamos en el Bar Sierra de las Nieves (N 36.73581º, W 4.91850º) que tenían menú del día por 8 euros y además de ser barato estaba muy muy bueno, tanto la comida, como el pan, como las aceitunillas amargas que pusieron para picar. La sopa de picadillo es de la mejor que he probado en un restaurante.
Comimos muy bien y barato y salimos para Ronda. El camino
de Yunquera a Ronda merece la pena, porque se ven paisajes muy bonitos, y sorprendéntemente verdes. Algunos se quedaron durmiendo y se lo perdieron, y los que conducíamos no podíamos distraernos mucho admirando el paisaje, pero vi lo suficiente.

En Ronda tuvimos que dejar el coche en un parking (N 36.74498º, W 5.16811º) porque estaba todo petao de coches y gente. De allí nos fuimos a ver el Tajo de Ronda, primero desde la Alameda del Tajo y después en el Puente Nuevo, pasando previamente por la plaza de toros de Ronda, que según Wikipedia es una de las más antiguas y de ruedo más grande del mundo.
Es impresionante ver el tajo desde el puente, con los cuervos volando por debajo de nuestras cabezas.
Ronda es una ciudad muy antigua y muy interesante para visitar, no solo por lo que hay en el propio casco urbano sino por sus alrededores. Lo malo es que se nos hacía tarde y no queríamos volver a Marbella conduciendo de noche por esas carreteras, así que apenas pudimos dar un paseo y emprender el regreso. Aun así, se nos hizo de noche y en el viaje tuvimos un buen susto con un hijo de puta que venía de frente y se puso a adelantar en una curva a un grupo de coches. Cuando lo vi lo tenía prácticamente encima y afortunadamente yo iba bastante despacio y tuve tiempo de reducir lo suficiente para que él volviera a su carril y no pegarnosla, pero me dejó las piernas temblando un rato el mamón. Espero que sea uno de tantos que den con sus huesos en la cárcel con la nueva reforma del código penal, hijo de la gran puta!!!

Ya de vuelta en el hotel nos duchamos y nos fuimos a cenar por ahí. Habíamos pensado ir a Bodegas la Venencia otra vez, pero de camino nos encontramos con un restaurante de comida china y tailandesa llamado FU (N 36.50968º, W 4.89735º) y mientras decidíamos si entrabamos ahí o no, la camarera china salio a la puerta como para animarnos a entrar así que finalmente nos metimos allí. El sitio estaba bastante vacío y no nos dio muy buena espina en principio, pero la verdad es que comimos muy bien.

De vuelta en el hotel José Antonio, Diego y yo nos fuimos a tomar copas al salón del apartamento de Diego, pero yo a mi copa apenas le pude dar un sorbo porque el sueño me venció. Al final, me fui a dormir y ellos se quedaron allí de juerga... claro, ellos durmieron en el coche durante el viaje, yo tuve que conducir...

Tercer día: Sábado, 8 de diciembre

El sábado nos tomamos el día con tranquilidad. Nos levantamos algo más tarde, sin prisas, y algunos salimos a desayunar a una cafetería fuera del hotel. La cafetería ni me acuerdo como se llama, pero era bastante flojilla. Las tostadas de pan con jamón las trajeron sin tomate, a pesar de haberlo pedido con, y nos cobraron como si hubieramos comido caviar... Al pagar, José Luis y yo nos compramos un donut y un gofre para el camino, gofre que me tuve que comer frío y sin nada por encima porque no tenían nada para poner un gofre preparado completo para llevar, y no tenía ganas de discutir (unas servilletas hubieran bastado).
Después de desayunar fuimos andando al casco antiguo de Marbella, que queda a unos 15 minutos dando un paseito desde el hotel. En la Plaza de los Naranjos está el Ayuntamiento, muy rustico. Los alrededores de esta plaza son muy bonitos y no tienen nada que ver con el resto de la ciudad. Parece el tipico pueblecito de casas blancas, todo lleno de flores y plantas.
Allí cerca paramos un rato en una terracita a tomarnos unas cervezas, y Clau una piña colada que llevaba todo el viaje con ese capricho. Muy buena, por cierto...

Después fuimos a dar un paseo por el Paseo Marítimo, donde ves que el paseo y las construcciones casi se han comido la playa. De hecho hay un edificio, el Club de Mar, que está construido directamente en medio de la arena. En fin, despropósitos urbanísticos que no nos sorprenden ya. A pesar de todo, el paseo marítimo es majo y en los múltiples puestos de venta de souvenirs y golosinas encontramos ya una camiseta con el famoso "¿Por qué no te Callas?" que le dijo el Rey a Hugo Chávez.

Comimos otra vez en Bodegas la Venencia y nos fuimos al hotel, donde Diego, Elena, José Antonio y yo nos bajamos a la piscina y el jacuzzi a echar un buen rato de relax. Los jacuzzis del hotel son un poco coñazos porque hay que estar dandole cada minuto o 2 minutos a unos botones que tienen para que se pongan en marcha otra vez las burbujas y los chorros, porque se paran automáticamente.
Despues de un rato en remojo, admirando el culo que tenía la socorrista, nos fuimos para arriba.

Ya por la noche cogimos el coche y nos fuimos a Puerto Banús. Dejamos el coche en el parking junto al Corte Inglés y empezamos a andar por ahí.
No se si hace falta comentar los cochazos que se veían y los tremendos yates de lujo que había en el puerto. Solo decir que bastantes de ellos tendrían 2 o 3 veces más metros cuadrados que mi casa, y en uno de ellos había gente dentro así que pudimos ver a través de las puertas de cristal como unos chavales que hablaban en inglés estaban jugando al Wii Sports en la Wii, en un salón muy lujoso.
Los precios de las tiendas era mejor no mirarlos para no marearnos, aunque algunos de los restaurantes que tenían menús expuestos en la puerta no tenían precios tan desorbitados...
Al pasar por delante de una tienda de Carolina Herrera nos cruzamos con tres niñas pijas que iban comentando que ya estaban aburriiiiidas de los bolsos de Carolina Herrera (léase con entonación pija).... ¡¡Que asco de esnobismo!!.
También nos cruzamos con la otra cara de la moneda, una mujer pidiendo lismona para comer, entre los yates y los ferraris.

Esa noche nos metimos a cenar en el restaurante Vips (N 36.48985º, w 4.95044º) que a pesar del nombre es de lo más asequible que hay por allí, aparte de McDonalds y Burrikins. Allí, estuvimos haciendo un poco el gañán, como es habitual. Diego cogió un globo de helio de los que había por allí y, como los de la mesa de al lado llevaban unos crios insoportables que no paraban de dar la vara, hizo un cartel con uno de los mantelitos de papel de la mesa donde escribió "¿por qué no te callas?", lo colgó del globo y lo echó a volar... después se nos ocurrio hacer otro cartel donde pusimos "Espacio reservado para su publicidad", y tras un intenso trabajo de ingeniería para que el cartel no se doblara al ser levantado por el globo el invento levantó el vuelo y allí lo dejamos cuando nos fuimos... Lástima que olvidamos poner un número de teléfono... igual nos hubiera llamado alguien :D

Antes de dejar Puerto Banús nos esperaba otra sorpresita: Al ir a pagar en parking en los cajeros automáticos que había nos encontramos la sorpresa de que nos costaba 9,40 euros por coche... 9,40 por apenas 3 horas de parking, manda cojones!!. Si lo llego a saber lo hubiera aparcado al lado de algún Ferrari, a ver si al menos se le pegaba algo.
Ya de vuelta en el hotel, finiquitamos el día echando unas copas y jugando al Mario Party en el apartamento de Diego...

Último día: Domingo, 9 de diciembre

Y llegó la hora de volver a casa, pero decidimos salir temprano para, de camino, pasar por el Torcal de Antequera (N 36.95389, W 4.54380º), que algunos teníamos interés en visitarlo.

Conforme nos acercábamos al Torcal, el día que era soleado se fué volviendo más nublado, y ya arriba del todo, en el aparcamiento donde se dejan los coches, había bastante niebla, una ligerísima llovizna y un viento frio que nos obligó a sacar ropa de abrigo de las maletas.
El Torcal es un paisaje impresionante, con formas que hacen que parezca otro planeta. Si a eso le sumamos la niebla, el resultado era fantasmagórico. Merece mucho la pena ir a verlo y pasear por él.
Como no queríamos entretenernos demasiado, elegimos hacer la más corta de las dos rutas que hay establecidas para visitar el paraje, la Ruta Verde (1,5 km). Como salvo Elena y Diego los demás no teníamos nada con lo que abrigarnos la cabeza y se nos empezaban a helar las orejas, se nos ocurrió usar los gorros de Santa Claus que nos regalaron en Tony Roma's, así que eso hicimos. Parecíamos duendes con los gorritos rojos andando entre la niebla :D
De verdad que mereció mucho la pena la visita al Torcal. José Luis, que era uno de los que no estaban muy convencidos de ir, acabó reconociendo que había sido lo mejor de todo el viaje.

Después de la visita al Torcal, nos fuimos a comer a Antequera y paramos en un restaurante a la entrada del pueblo: La Venta El Mirador (N 37.01195º, W 4.56433º). Allí no comimos mal, aunque era un poco caro, pero tampoco excesivamente.

Y después de comer, el retorno a casa y se acabó lo que se daba...



Altair

Leer más...

29 noviembre, 2007

REC

He llegado hace un rato del cine de ver REC, la última peli de Jaume Balagueró y Paco Plaza, y aun no me he acostado (es la 1:35 de la madrugada y mañana madrugo) porque aun estoy nerviosillo y no me va a resultar fácil conciliar el sueño...

Y es que tengo que reconocer que hacía bastante tiempo que no lo pasaba tan mal en el cine viendo una peli de miedo. Mal en el buen sentido, o sea... pasando miedo, angustia, nerviosismo, agobio... joder, es que la peli es agobiante al máximo. Mira que no soy muy aficionado al cine español, que habitualmente me parece una soberana mierda, pero al menos en el genero de terror está dejando el pabellón bien alto. Y es que entre mis pelis de terror favoritas ya figuran varias españolas, y REC se va de cabeza a uno de los primeros puestos.
Ojo, habrá quién no le guste, que para gustos colores, pero los 3 amigos que fuimos a verla salimos bastante satisfechos , y uno además blanco y con taquicardias...

Aquí dejo el trailer de la peli, gentileza de Youtube.



Y aquí una grabación de los caretos de la gente mientras la veía en el cine durante el preestreno.


Altair

Leer más...

26 noviembre, 2007

Sigo por aquí

Llevo algún tiempo sin actualizar el blog, pero no quiero que penseis que lo he dejado, ni mucho menos. Voy a ver si vuelvo a coger el ritmillo y escribo con más asiduidad.

Por lo pronto he hecho algunos cambios: He cambiado la plantilla, he añadido otra columna lateral a la izquierda y he añadido una función para que se muestre solo un trozo de cada post en la portada, y si queremos seguir leyendo hay que pulsar el enlace "Leer más..." para que se despliegue todo el contenido. Estos truquillos los he sacado de la página Beautiful Beta, y hay bastantes cosillas más para personalizar los blogs de blogger de diversas maneras.
Altair

Leer más...

08 agosto, 2007

Tributo Musical al ZX Spectrum (VII)


Tenía este asunto un poco abandonado, así que me he puesto manos a la obra y he hecho otra versión de uno de los temas que me gustaban del ZX Spectrum. Esta vez le ha tocado al ATV Simulator (All Terrain Vehicle Simulator), publicado en 1987 por Code Masters Ltd. La música original es de David Whittaker, todo un mito en la música de videojuegos de 8 y 16 bits. El juego solo tiene 2 músicas, ambas de Spectrum 48K, una en el menú, y otra cortita (más bien un jingle) al completar una fase. En mi versión he utilizado ambas. La del final de fase se oye al final del tema, como colofón.

El tema original podeis escucharlo aquí, y mi versión aquí.

Para esta versión he usado, como siempre, el Cubase SX 3 y unos cuantos plugins de instrumentos y efectos. Para la percusión he usado el Stylus RMX, los efectos son samples lanzados con Battery 2, los sintes usados son Z3ta+, Vanguard, Massive, Albino 3 y Absynth 3. Como reverb, he vuelto a usar la reverb gratuita Glaceverb. Y como novedad he usado por primera vez un fabuloso pluging llamado SideKick v3, de Twisted Lemon, que permite hacer con mucha facilidad sidechain en Cubase, cosa que antes había que hacer con métodos muy engorrosos y poco prácticos. Ha sido todo un descubrimiento este programita.

Espero que os guste esta versión.

Leer más...

31 julio, 2007

Vacaciones en Asturias

La semana pasada me fui con mi novia a pasar unos dias en el norte, en busca de algo diferente y de playas sin medusas, así que planeamos ir a Asturias y alojarnos en Llanes, un pueblo costero en la parte oriental del Principado. He aquí la crónica del viaje:
NOTA: como me he comprado una PDA con GPS y le he dado un buen estreno en este viaje, iré poniendo las coordenadas de algunos de los sitios en los que estuvimos, para quien pueda estar interesado.

Miércoles, 25 de Julio

Salimos de Almería sobre las 10 de la mañana, con idea de hacer un viaje tranquilo y para no hacer los 1000 km de tirón pararnos a pasar la noche en Aranda de Duero, en el hotel Tudanca (N 41.62328º, W 3.68644º) que había reservado con antelación. La idea era llegar a Aranda, dejar las cosas en el hotel y acercarnos al Mesón El Lagar de Isilla (N 41.67157º, W 3.68520º) a visitar las bodegas subterráneas, pero llegamos cansados del viaje y yo además con molestias en un ojo y unas ganas terribles de quitarme las lentillas. Total, que nos duchamos y nos quedamos descansando en el hotel hasta la hora de ir a cenar. Por cierto, el hotel Tudanca tiene habitaciones de 2 y 4 estrellas. Nosotros nos alojamos en una de 2 y la verdad es que está muy bien. Está recién reformado y la habitación estaba muy nueva y limpia. Muy buena nota para el hotel. La única pega es que está un poco alejado del pueblo y hay que coger el coche para ir a Aranda (unos 5 Km).
Por la noche nos fuimos a Aranda y nos tomamos unas tapas en El Lagar, aunque yo esperaba que tuvieran otro tipo de tapas, sin embargo eran las típicas de bravas, morcilla, queso, etc... Nos tomamos unas bravas y una de morcilla, que no estaban mal pero no valían lo que costaban, y nos fuimos a otro sitio. Optamos por entrar en un local que creo recordar que se llamaba El Mesón del Pastor o algo así, donde como ya no teniamos mucha hambre nos pedimos una ración de morcilla y otra de chuletillas de cordero al horno. La morcilla no estaba mal, y las chuletillas tampoco, aunque algo requemadas por algunos sitios, y además la ración era bastante escasa para lo que costaba. Total, que entre eso y la sequedad de la camarera que nos atendió no nos llevamos muy buen recuerdo del sitio... y yo además tenia el ojo derecho hecho una mierda, con lo que mi humor tampoco era para echar cohetes...
Al salir de allí nos fuimos directos a buscar una farmacia para comprar algo para mi ojo, y nos dieron Visprin, que me alivió bastante y en un par de dias me dejó el ojo como nuevo, menos mal....
Y de allí al hotel, a dormir para salir tempranito por la mañana y llegar pronto a nuestro destino final: Llanes.

Jueves, 26 de Julio

Desayunamos en la cafetería del hotel. El desayuno era carillo y era tipo self-service, con bollería variada y bocatas, bastante regular. Pagamos la habitación (47 euros y pico, no está mal) y otra vez a la carretera. Una vez entras en Cantabria ya el paisaje se vuelve más verde, pero al llegar a Asturias es cuando más bonito y verde se ve todo. Llegamos a Llanes sobre la una de la tarde y nos registramos en el Hotel Finca La Mansión (N 43.40773º, W 4.75938º), que también había reservado con antelación. El hotel está muy muy bien, es un 4 estrellas con jardin, piscina, jacuzzi en el jardín, ordenador conectado a internet, WIFI..., y bastante bonito, a las afueras de Llanes (a unos 15-20 minutos andando del centro del pueblo). El personal en general bastante agradable y servicial.
Después de registrarnos y dejar las cosas en la habitación, nos fuimos dando un paseo hasta el pueblo para buscar donde comer. Aunque en el hotel nos dieron un plano y nos marcaron algunos sitios para comer, nosotros ya íbamos con la idea de visitar la Sidrería El Almacén (N 43.42144º, W 4.75487º), que habíamos leído buenos comentarios sobre ella. Y no nos defraudó en absoluto. Pedimos una botella de sidra, unos tortos rellenos de cabrales, picadillo y bonito, y unos escalopines al cabrales. Todo buenisimo. Y de postre, tarta de queso y tarta de chocolate, ambas caseras hechas con galletas y más que buenas. Y todo ello por menos de lo que nos costaron las chuletillas requemadas y la ración de morcilla de Aranda :D
Ya con el estomago lleno nos volvimos al hotel dando otro paseito y haciendo fotos, nos pusimos el bañador y nos fuimos a la Playa de Poo (N 43.42913º, W 4.78400º) a unos 11 Km de Llanes. La playa preciosa, aunque un poco llena de gente. El agua limpia, no muy fria, poco profunda y todo rodeado de verde. Y allí nos pasamos la tarde, bañándonos y tomando el solecito espléndido que hacía, que es una suerte pillar días así en Asturias.
Luego, vuelta al hotel, ducha, cambio de ropa y otra vez para Llanes, esta vez en coche. Visitamos los Cubos de la Memoria en el puerto de Llanes y luego nos fuimos otra vez a la Sidrería El Almacén a tomarnos una jarra de Sangría de Sidra (buenísima y fresquita), acompañada de unas patatas al cabrales, unos pimientos rellenos de marisco y unas croquetas de cabrales.
Coincidía que en estos días eran las fiestas de Santa Ana, así que la zona del puerto estaba llena de puestos de venta y atracciones para los niños, un escenario donde actuaba una orquesta y todo abarrotado de gente.
Vuelta al hotel y a dormir....

Viernes, 27 de Julio

El desayuno del hotel, incluido en el precio, era tipo buffet, con bastante variedad de cosas. No hay queja del desayuno. Tenías a tu disposición un tostador para tostar el pan, o calentar un croissant, termos con café, expendedor de leche caliente y de zumo de naranja y de piña (de botella, eso sí). Desayunamos en un salón muy tranquilito, con música ambiental. Croissant calentito con mantequilla y mermelada, café con leche, zumo de naranja y natillas para mi, y sandwich de jamon y queso, zumo, café con leche y 2 minicroissants para mi novia.

Nos fuimos a ver los lagos de Covadonga. Aquello es precioso y una visita obligada. Merece la pena ver ese entorno, con las vacas sueltas por todas partes que te las encuentras ahi tan tranquilas en medio de la carretera y las tienes que ir esquivando. Una maravilla.
Después de pasar la mañana en los lagos, nos fuimos a Cangas de Onis a comer. Ibamos buscando un sitio llamado El Molín de la Pedrera, que habíamos leido que estaba bien, pero en la dirección indicada había otro local llamado Sidrería Villarroel que no nos convenció por el aspecto (buscabamos algo más tradicional), así que nos metimos en un sitio que se llamaba El Abuelo. Yo tomé fabada (regularcilla, parecia de lata) y escalopines al cabrales (muy insípidos) y mi novia tomó revuelto de ajetes (bueno) y cordero asado (bueno y bastante tierno). De postre arroz con leche casero para mi (no estaba mal) y flan para ella (bueno). En definitiva, bastante regularcillo. Para no repetir.
Después de comer nos fuimos al hotel, nos cambiamos y salimos en busca de la Playa de Gulpiyuri, que es una playa sin mar. Me explico, en realidad la playa queda unos 100 metros tierra adentro, y el agua llega por una abertura en las rocas, con lo que parece una pequeña laguna con orilla de arena blanca, pero con agua salada y donde se siente un poco el oleaje y los efectos de la marea. La playa desde luego es muy original y merece la pena visitarla, aunque el fondo tiene bastantes piedras y es un poco incomodo bañarse en ella, además de que el agua está turbia y hay algunos bichitos pequeñines en el agua que se te suben encima y luego tienes que ir quitandotelos.
Al principio no dábamos con la playa, y dimos bastantes vueltas andando para encontrarla. Luego resulta que era bastante fácil de encontrar, nada más salir de la autovía pero no nos dimos cuenta y las indicaciones que nos dió la gente a la que preguntamos nos despistaron más. Total, que al final dejamos el coche en el pueblo de Naves, cruzamos andando la carretera y llegamos a pie a la playa. Allí estuvimos un rato y después vuelta al hotel, nos damos un baño en la piscina y luego a relajarnos en el jacuzzi... que maravilla el jacuzzi!
Después duchita, ver un ratillo la tele y arreglarnos para ir a cenar. Aprovecho para tomar notas en mi nuevo PDA de lo que llevabamos hecho para no olvidarme de nada a la hora de escribir la crónica. Decidimos ir a cenar a la Sidrería Casa Poli (N 43.39849º, W 4.68614º), en Puertas de Vidiago (no confundir con Vidiago a secas), un minúsculo pueblecito a unos 8 km de Llanes. Casa Poli es un local con aspecto muy rústico, y con mucho encanto, y se come muy bien. Pedimos una botella de sidra, media tabla de quesos, media tabla de embutidos, escalopines al cabrales y entrecot al cabrales. Todo muy bueno. Moraos nos pusimos.
Luego vuelta al hotel, chateo un rato con un amiguete con el pocket msn de la pda conectada al wifi del hotel y a dormir.

Sábado, 28 de Julio

Primer día que nos sale nublado, así que en vez de ir a la Playa nos vamos a visitar San Vicente de la Barquera, Comillas y Santillana de Mar (todos en Cantabria, pero Llanes queda casi en la frontera con Cantabria). De camino nos desviamos para visitar la Cueva del Soplao, por recomendación de una de las recepcionistas del hotel, pero tras una larga subida por carretera de montaña nos encontramos que si no hemos sacado entrada con antelación hay que esperar bastante para poder entrar... además de que la temperatura dentro de la cueva es de 11 grados y nosotros ibamos en bermudas y chanclas... total, que admiramos las vistas y volvemos a bajar.
Desviarnos para las cuevas nos sirvió para pasar por un pueblecito llamado Muñorrodero donde vimos colgadas de algunas ventanas unas telas donde los vecinos habían escrito DESPACIO COÑO! (N 43.36433º, W 4.48415º). Se ve que los coches pasan zumbando por la carretera que atraviesa el pueblo rozando las casas y más de uno se habrá empotrado en el salón de alguna familia, y los vecinos están hasta los huevos. Me hizo gracia porque estos carteles ya los había visto en un fichero de powerpoint que me mandaron hace tiempo con señales de tráfico curiosas, y mira que casualidad encontrarme con ellos en directo.
Llegamos a San Vicente de la Barquera, dimos una vuelta por el pueblo, visitamos el castillo (N 43.38546º, W 4.39903º), (1,20 euros, no es caro pero salvo las vistas no tiene mucho interés) y admiramos la bahía, que la verdad es que es bastante bonita y tiene una forma curiosa. De allí partimos hacia Comillas, que también es muy bonito. Allí comimos en el restaurante La Aldea (N 43.38593º ,W 4.29208º), una ensalada de queso de cabra con crujiente de jamón (maravillosa), un cocido montañés (buenísimo) y merluza a la romana (muy buena). Comimos divinamente, la verdad.
Y de Comillas nos fuimos para Santillana de Mar, que es un pueblo medieval muy bien conservado, aunque están tan orientada al turismo que parece más un decorado de un parque temático que un pueblo auténtico. No obstante es muy bonito y merece la pena visitarlo. Allí hicimos algunas compras de productos típicos y nos tomamos algo en una cafetería muy maja llamada El Jardín del Marqués (N 43.39127º, W 4.10692º). Después nos acercamos a ver el Museo de Altamira, pero las cuevas (bueno, la réplica porque la auténtica no se puede visitar) no pudimos verlas porque también había que esperar un rato y estábamos cansados ya, y total, para ver una replica....
Ya estábamos cansados así que nos volvimos al hotel. Todo el día en Cantabria nos hizo un sol espléndido, pero al volver a Llanes seguía nublado. Quisimos meternos en el jacuzzi pero se habia estropeado y hasta el dia siguiente no venían a arreglarlo así que ajo y agua. Nos fuimos a la habitación y como estábamos reventados nos quedamos fritos sin cenar.

Domingo, 29 de Julio

Nuestro último dia de estancia en Asturias lo dedicamos a ver el pueblo de Bulnes, y el de Potes. Para llegar al Bulnes hay que coger un funicular en Poncebos ya que el pueblo está muy aislado. El funicular cuesta algo más de 17 euros ida y vuelta para los turistas, y gratis para los vecinos del pueblo. Es algo caro, pero ya que los vecinos como es lógico no pagan, los turistas tienen que cargar con el coste.
El funicular atraviesa la montaña por un túnel recto de algo más de 2 kilómetros, y te deja a unos 200 metros andando de uno de los 2 barrios en los que está dividido Bulnes, la Villa o barrio de abajo. Luego, encima de este a unos 300 metros por un sendero se llega al Barrio del Castillo o Barrio de Arriba. Bulnes es un pueblecito anclado en el tiempo con mucho encanto, aunque las huellas del turismo ya se van notando en los comercios de venta de productos típicos y bares. Pero todavía es un gustazo darse una vuelta por allí. Visita muy recomendada sin ninguna duda. Además, desde Bulnes salen algunos senderos muy interesantes para hacer rutas a pie. Se pueden comprar provisiones en el mismo pueblo y darse un paseo por esos senderos, o hacer el camino de vuelta a Poncebos a pie, en vez de usar el funicular. Antes de irnos nos tomamos unas cervecitas y unas patatas al cabrales en un bar en la misma entrada del pueblo, junto al rio, entre los arboles... una maravilla.
Después de Bulnes nos fuimos a Potes, ya en Cantabria. Potes es un pueblo muy bonito y con mucho encanto, de los que da gusto perderse por sus callejuelas. Allí comimos en el Mesón El Sol (N 43.15340º, W 4.62653º) donde nos pusimos morados con una tabla caliente de productos lebaniegos que entre otras cosas llevaba Borono que es una especie de morcilla de pan típica de la zona y que está muy buena. Allí además tienen unos aparatos para escanciar la sidra que les colocas la botella arriba, pones abajo el vaso en un soporte, pulsas un botón grande y te suelta el chorro de sidra sobre el borde del vaso sin que lo pongas todo perdido si no eres muy habilidoso con el escanciado. Así que puedo decir que estuve escanciando yo mismo la sidra sin que acabara media botella por el suelo. ;)

Después de comer volvimos al hotel, nos pusimos el bañador y nos fuimos a ver otra playa, esta vez la de Ballota, a unos 3 Km de Llanes. Aunque se puede bajar en coche hasta bastante cerca de la playa por una pista de tierra, nosotros dejamos el coche en el borde de la carretera asfaltada y bajamos a pie hasta la playa. La Ballota es una playa de fuerte oleaje, pero ese dia estaba bastante calmada. Había olas, pero no demasiado fuertes. La orilla al menos a la hora que fuimos nosotros apenas tenia arena en la parte seca, mayormente eran piedras y pequeñas zonas con arena, todas ya pilladas por la gente. Tuvimos que dejar las cosas sobre las piedras, pero luego en la parte mojada de la orilla y ya dentro del agua todo es arena, salvo en los extremos de la playa que hay rocas. El agua buenísima y clarita. Nos dimos un baño bien agusto y nos hicimos algunas fotos.
De vuelta al hotel ya estaba el jacuzzi arreglado, así que nos despedimos de él dándonos un buen baño luego nos fuimos a Llanes a dar una vuelta por el Paseo de San Pedro, cenar en El Almacén, con otra jarrita de sangría de sidra para acompañar los escalopines al cabrales y la ensalada de bonito. En la propia sidrería se podían comprar estuches con 2 botellas de sidra y un vaso decorado y entre eso y unas camisetas y colgantes que nos compramos en una tienda de recuerdos dimos por concluido el día y nos fuimos a dormir.

Lunes, 30 de Julio

Hicimos las maletas, desayunamos, nos despedimos y vuelta para Almería. Haciendo una paradita para comer y echar gasoil. Algo menos de 10 horas de viaje y se acabó. Hasta la próxima ocasión... queda mucho por ver en Asturias, así que habrá que volver...

Leer más...

20 julio, 2007

Secuestran el último número de El Jueves


Yo pensaba que estas cosas quedaron atrás con el franquismo, pero por lo visto me equivocaba. A la piara de defensores de lo politicamente correcto hay que añadir ahora el secuestro de revistas de humor por supuestas injurias.... lo que me faltaba por ver... y luego nos ponemos histéricos cuando los musulmanes condenan las caricaturas de Mahoma!!!

Pero podrán retirar la revista de los kioskos, puede que incluso de la web de El Jueves, y quizá hasta sancionar a los autores de la caricatura de la portada... pero lo que no podrán es callarnos la boca y vendarnos los ojos a los millones de lectores que tienen... y por supuesto, aquí esta internet para que las cosas se sepan!!

Desde aquí quiero aportar mi granito de arena para apoyar a El Jueves, y de paso felicitarles por la estupenda publicidad gratuita cortesía del juez del Olmo.

Update: El dibujante de la portada se lo toma con humor

Update 2 (21-7-2007): Lo de El Jueves está trayendo cola. Yo mismo he ido en busca de un número antes de que se agoten o los retiren, y lo he tenido que comprar en una gasolinera que los tenían escondidos y me lo han vendido más caro, los hijoputas... pero al menos he conseguido un ejemplar de un número que tiene todas las papeletas para convertirse en histórico y pieza de coleccionista. Lucirá muy bien entre mi colección de más de 500 El Jueves.

A ver si se enteran de una vez que en la época de las comunicaciones en que vivimos no se puede pretender tapar las cosas o esconderlas... Es como cuando retiran un video de Youtube. Al dia siguiente el video está repetido 300 veces por 100 sitios distintos... y me alegro de que sea así!!!

Update 3 (si es que no doy abasto): En este país el que no corre, vuela... En ebay la cosa no ha tardado en dar sus frutos, y como muestra un botón (ojo a los precios, pincha en la foto para ampliarla):


Leer más...

15 junio, 2007

El puto reloj: Ultimo capítulo

Por fin! hoy me han ingresado el dinero del reloj!!! (ver capítulos 1, 2, 3 y 4 del culebrón). El martes llevé las fotocopias del tiquet de compra (me vi negro para conseguir que más o menos se viera algo, pero fué suficiente). Me dijeron que recibiría el dinero sobre principios de la semana que viene, pero hoy he mirado y ya lo tengo ingresado... :D

Ha costado lo suyo, porque llevo dando vueltas con esto desde febrero, pero por fin he conseguido lo que quería, que prevalezcan mis derechos...

Empezaba a pensar que las reclamaciones a consumo no servían de nada, pero si que han servido... es un proceso lento pero al final termina dando resultado...o al menos a mi me ha servido. Desde aquí doy las gracias a la Delegación de Consumo de la Junta de Andalucía y a la Asociación de Consumidores y Usuarios de Almería (ACUA).

Y ahora.... a comprar otro reloj, de otra marca y EN OTRO SITIO!!!

Leer más...

09 junio, 2007

El culebrón del puto reloj y la puta joyería

Quien no sepa de que hablo, debería echar un vistazo a los tres posts anteriores sobre el tema (primero, segundo, tercero). A modo de resumen para los que no tengan ganas de leer diré que tuve que rellenar una hoja de reclamaciones en una joyería porque no querían devolverme el dinero de un reloj que devolví (y en el tiquet ponían que si que lo devolvían si no estaba uno satisfecho). Después de varias visitas y llamadas a asociaciones de consumidores y a la Delegación de Consumo de la Junta de Andalucía, ayer por fin, tras casi 4 meses desde que rellené la hoja, me llamaron de atención al cliente de la joyería José Luis para decirme que podía pasar cuando quisiera a recoger mi dinero, y que me habían mandado una carta para avisarme de ello, carta que no he recibido, por cierto.

Muy felices me las prometía yo, viendo ya por fin el final del túnel y a mi mismo con los eurillos en el bolsillo, que bastantes cabreos he tenido ya con el puñetero reloj. Pero como era de esperar, las cosas no iban a ser tan sencillas y a punto estuve de salir de la joyería habiendo puesto otra hoja más de reclamaciones.

El caso es que me planto en la joyería con mi tiquet de compra pensando, iluso de mi, que abrirían el cajón de los billetes, me darían en mano mi dinero y adiós muy buenas, que tras esta mala experiencia no pensaba volver a poner un pie en ese local ni en ningún otro de la misma cadena, ni por supuesto recomendarsela a nadie sino más bien todo lo contrario.
Pero de sencillas no iban a tener nada las cosas. Primero me dicen que les deje mi tarjeta, ya que como la compra la pagué con la tarjeta la devolución había que hacerla por el mismo método. Me parece lógico y les doy la tarjeta, la pasan y nada, no se puede devolver por ahí porque hace mucho tiempo ya de la compra y el sistema no lo acepta. Entonces me dicen que me toman los datos y que ya me ingresarán el dinero desde la central en poco tiempo. Y la chica me devuelve el resguardo del pago con la tarjeta, quitando la grapa que lo unía al tiquet de compra, y me dice que ella se queda con el tiquet...
Como no me he caido de un guindo le digo que de eso nada, que si no salgo de allí con el dinero en la mano o en la cuenta, salgo con el tiquet, pero que con las manos vacías no me voy a ir porque como comprenderá, si hay algún problema (y después de ver como las gastan en joyerías José Luis, seguro que haberlo, haylo) ¿¿con que reclamo yo después??. Ya me veía esperando como un capullo a que me ingresaran el dinero en la cuenta, y al ver que no lo hacían personarme de nuevo en la joyería a preguntar que pasa con el asunto del reloj, y recibir como respuesta un "¿qué reloj dice usted?"... en fin... que no nací ayer (por cierto, hoy cumplo 35!! )

Total, que la chica vuelve a hablar con la encargada del tema, en la central (creo que andan por La Coruña), y como está ocupada deja dicho que llame lo antes posible y nos toca esperar... Mientras tanto hablo con un amiguete que es abogado y me confirma que ni de coña se me ocurra salir de allí sin tiquet o dinero, como es lógico... yo ya estaba pensando que como no me dieran una solución satisfactoria les cascaba otra reclamación, que una vez que empiezas ya se le coge el gustillo al tema :D
Tras un buen rato esperando llaman de la central y tras colgar la chica me dice que si no me importa ir a hacer unas fotocopias del tiquet y que si yo podría quedarme con las fotocopias y ellas con el original. Le digo que pase que vaya a hacer yo las fotocopias, pero que lo de quedarse ellas el original ni lo sueñen.
Pero el problema es que el tiquet esta impreso en una tinta tan clara que apenas se ve, y con el tiempo se ha aclarado aún más, así que en una tiendecita de allí al lado que tenían fotocopiadora cutrecita no consiguieron sacar más que un folio totalmente en blanco.

En definitiva, ahora me tengo que buscar la vida para hacer una fotocopia del tiquet que se vea lo suficiente, volver a ir a la joyería de los cojones a llevarla y esperar que no me salgan con más cuentos chinos.... el día que vea el dinero del reloj en mis manos me va a parecer mentira!!!

Por cierto, mientras esperabamos en la joyería, también había otro chico allí esperando con un cabreo de dos pares al parecer por alguna historia con unas alianzas de boda.... lo siento por las chicas que atienden, porque estoy seguro de que estas movidas en absoluto son culpa de ellas sino de los impresentables de los jefes, ahí bien lejos en la central, mientras ellas son las que tienen que dar la cara antes las reclamaciones con las manos atadas por las ordenes superiores...


En fin, ahora repetid todos conmigo: Joyería Jose Luis?? Noooo, caca!!! ;)

Leer más...